sábado, julio 22, 2006

Jugando a las banderas

No cabe duda que esto de suicidarse es algo que debería de dejar de hacer, ya sabéis, por eso de parecer serio y tal, pero es que sinceramente uno medita en dejar de serlo mientras pasan por su cabeza cosas como "no, si tampoco esta el mundo tan mal" y para comprobar esto se enfunda una bandera de Cataluña y empieza a andar tranquilamente por las calles.

- Papa, papa, ¿porqué este señor lleva eso en el cuello?
- A ver hijo, ese es un extremista catalán que seguro que ha votado a Carod-Rovira.
- ¿Y quién es ese, papa?
- Es como Hitler pero en catalán y en malo...
- ¿Y quién...?
- Un cabrón muy malo, hijo, un cabrón muy malo...

Esta claro que un día malo lo puede tener cualquiera, tal vez si me pusiera una bandera de Euskadi la cosa sería un poco más ligera.

- Papa, papa, ¿has visto que bandera más chuli lleva hoy el señor de ayer?
- ¡Uy! Corre hijo, corre todo lo que puedas que este es un etarra, corre...

¡Uf! La verdad es que peor que ayer. Mmm, mira, yo en honor a Dammy me voy a poner una bandera de Murcia, al fin y al cabo, tampoco creo que pase nada malo por ponerme una bandera de la región murciana en el cuello...

- Papa, papa, ¿y esa bandera de dónde es?
- Ni puta idea, hijo, pero parece extranjera... Seguro que esta reivindicando algo para su país de mierda...
- Papa...
- ¿Qué, hijo?
- ¿Qué es reivindicar?
- Díselo a tu profesor de la universidad, coño, ¡que ya tienes una edad, hombre!

En fin, es lo que pasa por llevar banderas autonómicas, que uno nunca sabe lo que va a pasar... Mira, yo hoy me pongo una bandera de España, a ver si así me animo.

- Mira este...
- ¿Quién?
- El facha este...
- ¡Uy! ¿Todavía hay gente así por el mundo?

Y aquí estoy, haciendo un nudo entre las banderas de Cataluña y Euskadi, a su vez uniendo la bandera de Euskadi con la de Murcia, y esta con la de España, todas atadas bien fuerte. Ahora tan sólo me falta atármela al cuello, subirme a esta silla y despedirme, hasta la próxima... ¡Adiós!

11 comentarios:

Chasky dijo...

Ponte un pañuelo palestino ahora que está muy de moda, eso sí, tampoco te librarás de las críticas.

Captain_Ross dijo...

Esta muy mal esto de las banderas o de lucir la que quieras, te insultan pero a mi no me importa yo luzco con orgullo mi camiseta de la Selección Española de Fútbol :), saludos Sr. Suicida.

Eulalia dijo...

Te está bien empleado. Como sigas paseando por ahí con una bandera - da igual, la que sea - te van a suicidar y te quedas sin el placer del hágaselo usted mismo.
Qué manía tenéis de provocar a los pacíficos fundamentalistas de los trapos pintados de colorines.

Peasho dijo...

Muy bien muy bien... Suicidándose a diestro y siniestro.... La verdad es que te ves un telediario te suicidas 9 veces y la décima es cuando ves al del tiempo dando la previsión.. que tio más plasta, la virgen..

Bueno, pues me estreno en el suicidio en serie, a sí que espero pasar a menudo....

Un abrazo, suicida egarense.

Kurdo dijo...

Jajaja, esto si que es novedoso, en vez de morir por una bandera, suicidarse con ella... jejeje.

Esto es lo que debería hacer toda esa chusma que manda a los pueblos a la guerra.

Xufeta dijo...

Uff, no te cojas ninguna de estas, cojete la del puntazo.

elcuervo dijo...

es lo que tiene las banderas, cuando hace viento, ondean y a la gente se les pone el pelo como escarpias!!

cada persona tiene su bandera al igual que cada uno tiene su color preferido...

saludos suicida!!

calanda dijo...

...pues yo eligo la bandera blanca, y si le pintamos una paloma con una ramita de olivo, mejor que mejor, y si hay que atarsela al cuello a mas de uno, para que no se le olvide, le hacemos un nudito bien apretado. Genial suicidio, el final de tu historia mereció la espera.
Un beso

RUFUS dijo...

la primera es mi bandera, y voto a ese señor tambien.
la segunda es entrañable
y la de murcia, bueno, la de murcia tiene una historia secreta:

El mito de Arturito de la boina el fundador de la nacion murciana

Sara dijo...

Jajajaja... me ha encantado!!

Un beso

anónima dijo...

Hahahahaha estupenda historia. Que no aprieten muy fuerte, que igual hasta se ahorcan...
La bandera de Galicia dónde nos dejaría?