lunes, julio 31, 2006

Operación Salida

Guarda esa babilla, que no me estoy refiriendo a ese tipo de "salidas", ¡degenerado!

Según he podido extraer de La Gaceta de los negocios, este último fin de semana (desde el viernes a las 15h. al domingo a las 20h.) 22 personas han perdido la vida en las carreteras españolas .

Imaginemos una familia con un padre trabajador, buena persona felizmente casado con la que había sido la novia de toda su vida, una mujer cariñosa, comprensiva y como él, jóvenes y con proyectos de futuro, por otro lado, en el asiento de atrás, con toallas, pelotas y demás utensilios de veraneo, el más joven de la casa, Andresito como así llaman al pequeño de apenas 4 años que va a disfrutar de sus primeras vacaciones en la playa. El padre de familia es un experto conductor y es que lleva miles de kilómetros en su haber, sabedor de la responsabilidad que entraña llevar consigo a la mujer que ama y al niño de sus ojos, circula con total precaución respetando casi hasta el extremo todas las señales de circulación que se va encontrando por el camino. Todo esta bajo control, o casi todo, en el espejo retrovisor ve dos coches que se le acercan a gran velocidad (calcula que a unos 160 o 180 kms/h.), uno de los coches circula por el carril izquierdo otro por el derecho, su mismo carril, a medida que se van acercando estos coches, lejos de reducir su velocidad la incrementan, evidentemente están picados, inútilmente picados, pero esto es lo que menos le importa al padre de Andresito que ve como el coche que va en su mismo carril se le va a echar encima de un momento a otro, no sabe que hacer, sólo agarra con fuerza el volante esperando el golpe...

El vehículo de la derecha en el último suspiro da un volantazo a la izquierda, derrapa pero evita la colisión, pero el coche está fuera de control y comienza a dar vueltas de campana, una tras otra, todos los coches se detienen, el coche donde va Andresito también evitando milagrosamente que otro coche que venía rápido desde atrás le golpeara habiéndose creado una cadena de golpes de final desastroso. Finalmente esta familia llega a su destino, al día siguiente leerían en el periódico el suceso que un día antes les había tocado vivir en persona, el ocupante del coche que dio las vueltas de campana ha muerto, "¡que se joda!" le comenta el padre de familia a su mujer, la cual todavía se encuentra en estado de shock por la experiencia vivida.

Y es que muchas veces no sabemos hasta que punto hay suicidas por las carreteras, gente que debe odiar su vida porque conducen como si no les importara, ni su propia vida ni la de los demás, el que más y el que menos se ha escudado alguna vez en el "a mi no me pasará" o en el "no, si yo controlo", pero la realidad es que año tras años, semana tras semana, hay una cantidad de muertos en la carretera totalmente evitables, totalmente evitables.

En fin, ya conocéis mi condición de personaje suicida, y esta no va a ser una excepción. Me he comprado un radar para comprobar la velocidad de los vehículos, me he subido a un puente que pasa por encima de esta autopista y tengo claro que ante el primer coche que venga sólo a más de 150 kms/h. me pienso lanzar encima de él, al fin y al cabo "yo controlo". ¡Adiós!

8 comentarios:

Gemuina dijo...

No has podido describir mejor la violencia al volante por parte de conductores que pueden acabar la vida de familias felices, si la suya poco la aprecian.
ahora parece que con los puntos algunos conductores no incrementan tanto su velocidad, pero otreos les da un poco más de lo mismo, buscamos un cambio pues lo que hace falta es concienciar a esos que no aprecian la vida suya y la del resto menso aún.

MiSoJoS dijo...

Bueno no hace falta salirte a la carretera para encontrarte esos suicidas gilipollas... que luego tendran suerte y a ellos no les pasara nada...

Hay un dicho, que yo y mi hermana decimos mucho...

Toda la vida matando tontos, y siempre queda alguno

Nos vemos

anuska dijo...

muchas gracias por tu post, pero la crisis de los "treinta" no la llevo nada bien, creo q se me pasara cuando cumpla "cien" ;-P

me gusta mucho tu suicida en serie, me he reido un buen rato, lo malo es q normalmente a los locos del volante no les pasa nada y la familia feliz vuelve a casa en caja de pino

la vida q es cruel, xq eso de q cada uno tiene lo q se merece, visto lo visto no se yo cuanto de verdad tiene, asi q todo te lo has de tomar con buen humor... sino estas jodido

Inés Perada dijo...

A mí me hacen una "gracia" los jovencillos ( entre 18-23, luego se les pasa un poco)tunneros de música chundachunda que se oye a 100 km que no me puedo aguantar...

Zigzaguean, van a 100 en las avenidas un poco anchas,en la carretera adelantan sin mirar ( el de enfrente se mete a su arcén y punto), chulean delante de la churri minifaldera de turno que les ríe las gracias y una vez más, la testosterona hace el resto...menos mal que la juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo...

Saluditos suicida...por cierto me encanta tu imaginación al suicidarte...jejeje...

elcuervo dijo...

pues con esto del carné por puntos lo vas a tener dificil, suicida, ya que muchos levantan ya el pie del acelerador!!

saludos

Dammy dijo...

Yo no creo que lo tenga tan difícil, hoy me han adelantado no menos de 6 o 7 coches a esas velocidades en un recorrido de unos 30 kms, por supuesto que muchos más superando la velocidad límite establecida, aunque es cierto que la gente ahorra corre algo menos.

Roque dijo...

Ojalá que el carnet opor puntos y lo pongan en práctica de forma seria. En tonces a más de uno le va a arder el pelo

JC dijo...

I [LOVE] CARNET POR PUNTOS

Yo trabajé varios años en la carretera, de transportista y es horrible lo que se llega a ver en lo que a imprudencias se refiere.