lunes, septiembre 04, 2006

Fuertecitos

Quien haya visto alguna vez esa serie de dibujos animados llamada South Park le sonará una frase que decía algo así como "yo no soy gordo, soy fuertecito...".

Pues bien, en una Conferencia Internacional celebrada en Sidney una serie de expertos ha dictaminado que esto de estar fuertecito se esta convirtiendo en mucho más que una simple enfermedad, o ser motivo de una simple pero cruel burla, la obesidad se esta convirtiendo en una pandemia comparable al "calentamiento global o la gripe aviar", según los expertos, además de que "no nos enfrentamos con un problema científico o médico, sino con un problema económico enorme que desbordará a todos los sistemas de salud del mundo".

Y es que claro, yo no sé vosotros, pero yo me imagino dentro de un par de generaciones a los niños comiéndose a sus padres, "papa, tengo hambre... ¡ñam!", y claro, luego de bien jovencitos con diabetes y problemas cardíacos... "No, es que se comió a su padre por gula y cuando se dió cuenta le entró tal ansiedad que le dió por comerse a su madre, el caso es que ahora el niño padece de diabetes y le ha dado un ataque al corazón cuando se ha dado cuenta de lo que ha hecho...". Evidentemente este niño terminó siendo el segundo satélite tras la Luna.

Lo que no me termino de creer es lo que dicen los expertos, eso de que afecta actualmente al mundo entero, ¿al mundo entero? bueno, en muchos puntos de África ya les gustaría tener ese problema, pero bueno, ese es otro tema, o no...

En fin, que todo va muy rápido, incluso la comida, y ya sabéis lo que dice el dicho "vísteme despacio que tengo prisa" o como bien podríamos decir ahora "come despacio que tengo hambre". Por cierto, hoy tengo preparada tal cantidad de comida para engullir que creo que lo mejor será suicidarme... introduciéndome debajo de ella, y es que morir ahogado en comida es un placer que tan sólo me puedo permitir yo, como buen personaje suicida y ficticio que soy. ¡Adiós!

7 comentarios:

MLorena dijo...

me suicido contigo..me voy a hacer tremenda ensalada que ya pondré la foto y moriré asfixiada de tanta lechuga, tomate, zanahoria y demás...

buenos dias señor suicida...besos para usted.

Eulalia dijo...

Toda mi vida me he sentido un ser marginado, porque soy DELGADA.
Comer es un placer. Engullir como hace la mayoría de la gente en el mundo desarrollado es una compulsión para mí inexplicable.
Y comer las guarrerías que nos venden preparadas es de por sí un suicidio lento.
¿Para cuando una huelga general contra los fabricantes de mierda con aspecto de comida?
Un beso.

Inés Perada dijo...

Gran película aquella de La grande bouffe ( perdón si no se escribe así, a mí el francés se me da mejor oral), de la que puedes tomar ejemplo para suicidarte a placer...

Yo lo que no entiendo es que tan pronto están alertando del peligro y de la rápida subida de casos de anorexia y bulimia, que parece que todos estamos esqueléticos, como de pronto parece que todos somos globos a punto de explotar.

Así que opto por no creerme demasiado a los medios de comunicación que ya sabemos que tienen que vender y cada día tienen menos escrúpulos para manipular a su antojo.

Saluditos, Suicida...

Shekinah dijo...

Uff, yo tampoco entiendo.. si el globo terraqueo se deja seducir por los placeres de la vidad (comer, por ejemplo)...porque los dieñadores se empeñan en vestir esqueletos forrados de carne...ah??
Yo, por ejemplo.. tengo anorexia inversa!! mientras mas gordita me pongo, me veo mas bella al espejo!! jejeje...
Para tí, Besosssss suicidas!!

MJ dijo...

La vida que siempre es así de injusta, a unos nos sobra lo que a otros le falta... y evidentemente hablo de comida, no de belleza o simpatía, jejejej. Besos.MJ

Para, creo que voy a vomitar dijo...

A mí me encanta la expresión "qué hermoso estás", o "no estoy gordo, soy de huesos grandes".

No se me ocurre una forma mejor de suicidarse que una sobredosis de gofres, por ejemplo.

Jose dijo...

Yo siempre he sido fuertecito, y la verdad, no es que sea algo bueno. Asi hace un tiempo decidi debilitarme un poco, y bueno, hay andamos.

Sigo viendo el mundo igual, pero en fin, espero que el esfuerzo sirviera de algo...